Seleccionar página

Reflexionar sobre cuál ha sido, cuál es y cuál debe ser el rol de los periodistas y comunicadores en la actual coyuntura histórica de Colombia, luego de lograda la firma de un Acuerdo de paz entre la ex guerrilla de las Farc y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, es uno de los aspectos fundamentales asumidos por la Corporación de Periodistas víctimas del conflicto armado en Colombia –Periodistas víctimas por la paz.

En vista de que el escepticismo ronda en buena parte de los colombianos, sumidos además en la polarización política entre bandos de derecha e izquierda, vemos indispensable la capacitación e información a profundidad de periodistas y comunicadores en las regiones, para que adquieran las herramientas de oficio necesarias para afrontar estas nuevas realidades, y sepan conducir la opinión pública a transitar por los caminos de la reconciliación.

La influencia de las voces y las plumas de los periodistas que a diario informan a la ciudadanía es una verdad de perogrullo, más aún en el mundo actual, cuando la tecnología logra alcances de audiencia casi impensables hace unas cuantas décadas.

El panadero, el tendero, el médico, el ingeniero, líderes sociales, estudiantes, vendedores ambulantes, saben de los Acuerdos de paz por lo que oyen, ven, leen o les dicen. Es decir, por lo que informan los periodistas.

De ahí que la responsabilidad social de informar con veracidad tiene un acento aún mayor en estos momentos. Comprender la dimensión histórica de este suceso es, además, un deber ético de las y los periodistas.

Porque es a través de los informes noticiosos que emiten a diario las y los periodistas que la ciudadanía tendrá la posibilidad de tomar una decisión autónoma y consciente, dando así cabal cumplimiento al derecho a estar informado.

Como bien lo expresa Manuel Restrepo Yusti, asesor en derechos humanos de la ONU, “la prensa contribuye mucho a crear imaginarios”, esa especie de conciencia colectiva construida a diario por las y los periodistas.

De modo que la responsabilidad histórica es de tono mayor. De lo que digan, muestren, escriban, divulguen, e incluso, de lo que se callen, dependerá en gran medida que Colombia cierre por fin este largo y doloroso capítulo de su historia, abonado con sangre y horror, escrito durante más de 50 años.

Las nuevas páginas de la historia colombiana tienen ahora la posibilidad de llenarse de relatos de esperanza y sueños cumplidos.

Encontrar la manera de narrar lo que sucede, sin que esté impregnado de los prejuicios, dudas o preconceptos que puedan tener los periodistas, es uno de los retos del periodismo regional, local, comunitario, y por supuesto, el de alcance nacional, en Colombia.

El reto, pues, desde los micrófonos, periódicos, informativos televisivos e incluso por redes sociales, de las y los periodistas, es contribuir con su voz y su pluma a la construcción de democracia en el país, en esta nueva etapa del posconflicto.

 

Por: Elizabeth Pérez P.

Suscríbase a nuestro Newsletter

Únase a nuestra lista de email Ahora y reciba notificaciones de correo con las actualizaciones de noticias y el programa semanal de radio Voces Unidas.

Su registro al boletín fue un éxito, gracias por hacer parte de esta comunidad, desde ahora le estaremos enviado actualizaciones de los últimos programas y noticias de la ONU y Voces Unidas, No olvide revisar su correo electrónico y agregarnos como email seguro en su bandeja de entrada.

Pin It on Pinterest

Share This